Canto para que no te mueras II

No te mueras amor, no te mueras.
Cuando tú estás fuera,
esta casa nuestra se vuelve pequeña,
se pone muy triste, parece de cera,
se vuelve trasnocho, se vuelve luciérnaga.

No te mueras amor, no te mueras.
Cuando tú estás fuera,
esta casa blanca, esta casa clara
se vuelve parduzca, se vuelve porosa.
parece de greda.

Cuando tu estás fuera,
esta casa viva, esta casa aireada
se vuelve silencio, se vuelve humareda.
No te mueras amor, no te mueras.

María Inmaculada Barrios.

Comentarios

Anónimo dijo…
Just want to say what a great blog you got here!
I've been around for quite a lot of time, but finally decided to show my appreciation of your work!

Thumbs up, and keep it going!

Cheers
Christian, iwspo.net

Entradas más populares de este blog

Lo mismo

Ensalmo