Comienza como una enredadera que nace cuando estás supuestamente intentando dormir, enredadera y un pocotón de recuerdos, te agarra un brazo , comienzas a "atar cabo" , te alcanza el hombro, comienzas a darte cuenta de que era lo que pasaba y no querías darte cuenta, te trepa hazta el cuello comenzando a ahogarte y de pronto, de golpe, como cuando un carro te encandila; te das cuenta... y bueno, a este paso ya la tienes en la cara, que casi te tapa los ojos, llega a tu frente, te viene la polaroid a la cabeza de aquel atardecer de biblioteca, hace rato te cubrió la frente, se te mete en los ojos y te saca lágrimas, ya ni sabes si es por la polaroid o por la enredadera que provocaste...

Share |