Ayer Gerardo me preguntó si los eso de los detectores de mentiras de verdad funcionaba, y no dudé ni un segundo en responderle -claro que funcionan, ¿Cómo crees que atrapan a los asesinos?- y él dijo que no siempre funcionaban porque había visto a Clark Kent con un detector que había logrado burlar, le dije que Superman no es humano y que era diferente. Enseguida Gerardo indignado se fue a yo-no-sé-donde y yo me quedé pensando en la cosa de los detectores.
De pronto se me ocurrió que deberían inventar esos aparatos para uno mismo, que cuando uno se mienta, lo detecten y griten.Que te digan a la cara -la Verdad-, porque uno siempre se anda con mentiras, con engaños; cosas como: "yo no odio a fulano" y que de pronto se prenda un gran y rojo 8 (ocho) diciéndote que lo odias un 80% y que te dejes de estupideces y aceptes -la Verdad-.
Luego me dí cuenta que es muchísimo más fácil y cómodo andar mintiéndose a uno mismo y que nadie compraría esos detectores. Fin de mi carrera policiaca.

Share |